Aunque esta Navidad va a ser diferente y no nos vamos a poder juntar con todos nuestros seres queridos alrededor de la mesa, una cosa está clara y es que en mayor o menor medida seguiremos disfrutando de ricos platos y dulces navideños de cada zona. La gastronomía navideña es tan variada como países en los que se celebra esta época de reuniones con familiares y de amigos.

Hoy queremos dedicar este post a conocer un poco más cuáles son las tradiciones gastronómicas europeas más navideñas. Para esto es importante recalcar que estas tradiciones culinarias pueden variar dependiendo de cada región dentro de un mismo país e incluso de cada casa.

Por ejemplo en España, podemos decir que hay ciertos alimentos que no fallan en las comidas y cenas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes: el marisco, un buen caldo y embutidos suelen ser los mejores entrantes más degustados, seguidos por un plato principal ya sea de carne o de pescado. No pueden faltar los dulces: mazapanes, polvorones, turrón, el roscón de Reyes y un buen cava o una buena sidra para brindar.

Si nos fijamos en nuestros países vecinos, en Francia, por ejemplo, lo más típico son las ostras, el salmón ahumado, sus ricos quesos y foie gras como entrantes y de plato principal un asado de pavo o cerdo. Su dulce navideño por excelencia es el Bûche de Noël o tronco de navidad. Es parecido a un brazo gitano decorado con azúcar y chocolate y relleno de mermelada.

En Italia, en sus mesas más navideñas, se suelen encontrar caldos con pasta, berenjenas rellenas de queso o cordero y de postre el conocido Panettone o Pandoro.

En Grecia, lo más típico, aunque en cada región varía un poco su cocinado, es un plato de carne de cerdo guisada con apio o con otras verduras como coliflor o repollo. Su dulce más navideño es un rosco que se prepara con harina de trigo, semillas de sésamo, frutos secos y especias.

En los países anglosajones (Irlanda y Reino Unido) hay un postre navideño por excelencia: el Christmas Pudding. Este dulce tiene una simbología y significado muy especial. Es parecido a nuestro roscón. Se elabora con 13 ingredientes y en su interior se esconden pequeños objetos que le darán suerte a quien los encuentre. Lo más curioso es que quienes quieran degustar este rico postre tienen que haber participado en su elaboración girando la masa en sentido contrario al de las agujas del reloj.

Los Países Nórdicos comparten muchas de sus tradiciones culinarias. Las galletas de jengibre elaboradas de diferentes formas son el dulce más típico. Si nos fijamos en Dinamarca, el plato que triunfa en Navidad es el cerdo asado con lombarda y patatas y el Risalamande, una especie de arroz con leche con almendras picadas, vainilla, nata montada, salsa de cereza y un vaso de aguardiente con gas.

En Austria, la Nochebuena es claramente dulce. Le dan mucha importancia a los postres y elaboran desde peladillas, manzanas asadas al horno, galletas, el típico dulce con canela Kaiserschmarrn o la riquísima Sachertorte, su más popular tarta de chocolate.

¿No se te ha abierto el apetito?

¡Ven a celebrar nuestra gastronomía más Navideña a Círculo! Aquí te esperamos con nuestros platos de marisco, pescado y rica carne más tradicionales.

¡Buen provecho!