«En dos castañuelas voy encerrado, y al sacarme del mar me pongo colorado» Sabéis a quiénes nos referimos, ¿verdad? En este post vamos a hablar un poco sobre uno de los mariscos más populares: los mejillones. Este molusco, cuya concha es negra y en su interior destaca el color anaranjado, es sin duda una joya gastronómica y ya te avisamos de que seguramente acabes este post con ganas de probar mejillones… ¡allá vamos!

A lo largo de la historia, los mejillones han sido una fuente de sustento para muchas culturas, pues son fáciles de encontrar en las costas pegados a las rocas. En la actualidad, se pueden encontrar prácticamente en todo el mundo. Son un ingrediente popular en muchas cocinas, aunque tal vez los encuentres con otro nombre como choros, en América del Sur.

Estas vianda del mar además son una rica fuente de proteínas, y también contienen omega-3, que es bueno para la salud del corazón. Entre otras propiedades se encuentran un alto nivel de yodo y la presencia de diferentes vitaminas entre la que destaca la vitamina C.

Al igual que con otros mariscos, los mejillones deben ser preparados con cuidado para evitar la contaminación bacteriana. Es importante asegurarse de que los mejillones estén frescos, y una manera de hacerlo es asegurarse de que estén firmemente cerrados. También es importante limpiar los mejillones cuidadosamente para eliminar toda la arena y la suciedad. Al prepararlos, es importante cocinarlos por completo para matar las bacterias. Hay que seguir estos pasos de cuidado para poder disfrutarlos de forma segura.

En Círculo podrás encontrarlos en nuestro Take Away listos para que te lleves el mejor producto a tu casa, pero también puedes sentarte con nosotros y desfrutar de dos platos deferentes de mejillones: los cocinados al vapor y los mejillones Círculo. Si aún no conoces nuestros famosos mejillones Círculo, haz click aquí para ver nuestra receta especial.

¡Te esperamos con los mejores mejillones en Círculo!

Haz tu reserva haciendo click aquí.

¡Buen provecho!