Si pensamos en la palabra “salpicón” a nosotros se nos viene a la mente un rico salpicón de marisco, con un rico sabor a mar con aceite y perejil, pero no siempre el salpicón ha sido de marisco. De hecho, en muchos países de Latinoamérica, el salpicón aún hace referencia a la mezcla de diferentes carnes picadas. ¿Quieres saber más sobre el salpicón? ¡Allá vamos!

El salpicón tiene su origen en la preparación de la comida picada, una forma de preparar la carne que se practicaba ya en la antigüedad. La carne picada se utilizaba para rellenar otros alimentos, como las empanadas, o para hacer frituras. También se utilizaba como ingrediente en sopas y guisos. La carne picada era una forma de aprovechar al máximo los restos de carne, ya que así se podía conservar por más tiempo.

Con el tiempo, el plato se popularizó en la costa andaluza en una versión hecha con marisco cocido, especialmente en las provincias de Huelva y Cádiz. En la actualidad, se puede encontrar frecuentemente servido como una tapa. En las Islas Canarias, el salpicón también se prepara mucho, y los canarios le añaden algo de pescado.

La palabra salpicón, a día de hoy, hace referencia tanto a la carne, el marisco el pescado con pimienta, sal, aceite, vinagre y cebolla. Y aunque seguro que todos son una gran opción, nuestro favorito es por supuesto el de marisco. Además, los mariscos son uno de los alimentos más ricos en nutrientes que existen. Son una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales y son muy bajos en calorías.

En Círculo encontrarás un colorido salpicón de mariscos que te conquistará desde el principio, ¡y querrás repetir! Nosotros hacemos con perejil, pimiento verde y rojo, aceite de oliva, sal y cuatro pescados y mariscos muy sabrosos: el rape, el pulpo (en concreto se cuece y trocea la cabeza), el langostino tigre rayado y la cola de gamba. Alimentos perfectos para esta época del año por su exquisito sabor y por sus grandes beneficios.

Haz tu reserva haciendo click aquí. 

¡Buen provecho!