El maridaje es un concepto que busca combinar en armonía los elementos a fin de potenciar los sentidos. Como ya sabéis, en Círculo programamos todos los terceros jueves de cada mes el Círculo Club Day, un evento donde gracias a una bodega invitada y a nuestros cocineros de Círculo, disfrutamos de un maridaje único en el que comemos, bebemos y nos divertimos. En el post de hoy te vamos a contar un poco más sobre qué es el maridaje y de dónde viene.

Pero antes de continuar, vamos a remontarnos al siglo XIII, donde tiene lugar la primera categorización del vino. Fue Henri D’Andeli, un poeta normando, quien escribió La Bataille des Vins que se constituye como la primera diferenciación por denominación de origen de los vinos. Aunque la mayoría eran franceses, también se mencionan algunos de España y de Chipre.

Según la RAE, el maridaje es la unión, la analogía o la conformidad con que algunas cosas se enlazan o corresponden entre sí. Esta unión puede llevarse a cabo de muchas maneras diferentes: armónicos, atendiendo a la zona geográfica de los productos, buscando la creación de contrastes… La categorización es el paso previo al maridaje, pues necesitamos saber cómo es el vino para poder combinarlo con las diferentes elaboraciones gastronómicas. La denominación geográfica es importante porque a menudo los vinos y la gastronomía de una zona evolucionan conjuntamente a lo largo de los años y hacen un maridaje natural. Ejemplo de ello es el maridaje de la pasta con el vino rosado, ya que este vino combina muy bien con algunos elementos básicos de la cocina italiana como la albahaca o el queso mozzarella.

Popularmente es conocido que, en términos generales, las carnes se acompañan de vino tinto y los pescados de vino blanco. La grasa que tengan estos platos es fundamental para elegir el vino que mejor nos vendrá. Si la carne está acompañada de una salsa fuerte, como el roquefort, deben tener más estructura, como es el caso de los ‘reserva’ o ‘gran reserva’. Si por el contrario estamos ante pollo o pavo hecho a la plancha con hierbas o especias ligeras, un vino blanco o rosado es una buena opción, sobre todo en verano si queremos una comida más refrescante. En cuanto a los grasos como el salmón, el bacalao o el bonito, o aquellos en salsas cuyo sabor es muy potente, pueden ser perfectamente maridadas con un blanco macerado en barrica o con un tinto crianza.

Las bodegas invitadas a los Círculo Club Day traen una selección de diferentes vinos para acompañar a cada uno de los platos que cocinamos, una forma de ir aprendiendo un poco más sobre el maridaje y disfrutar con amigos en un plan diferente.

Haz click aquí y reserva una mesa con nosotros.

¡Buen provecho!