El color juega un papel mucho más importante de lo que pensamos en la alimentación y la gastronomía. En este post nos vamos a centrar en los colores en verduras y frutas, pero muchas de las cosas que vamos a comentar son aplicables al resto de los alimentos.

Quién no se ha parado enfrente de un mostrador lleno de frutas y verduras, su gran colorido es un lujo para nuestra vista.

Es cierto, que lo primero que nos salta a la vista de frutas y verduras son sus vibrantes colores, capaces de despertar nuestra curiosidad y nuestras ganas de probarlas

Más allá de este primer punto, el color nos ofrece información sobre si una fruta o verdura está en su mejor momento de maduración o consumo, incluso nos previene de la ingesta de un alimento en mal estado.

Podríamos decir que a través del color de los amientos podemos valorar la calidad de los productos que vamos a consumir.

En el caso de las frutas y verduras, sus colores además nos indican sus propiedades y beneficios que pueden aportar a nuestra salud.

Los fitoquímicos son los compuestos naturales que dan color a las frutas y verduras, y además aportan beneficios para nuestra salud.

Pero ¿sabías que cada color aporta un tipo de beneficio?

  • Verde: aguacate, espinacas, calabacín, brócoli, kiwi, etc. Estas frutas y verduras obtienen su color de los glucosinolatos, luteína y ácido fólico. Estos componentes son potentes antioxidantes que ayudan a mantener una buena visión, combatir los radicales libres e incluso gracias a la presencia de ácido fólico son beneficiosas para las mujeres embarazadas.
  • Rojo: el pigmento que da este color a fresas, tomates, pimiento rojo, remolacha, cerezas, sandía, etc. es el licopeno y tiene una gran capacidad antioxidante.
  • Blanco: las frutas y verduras de color blanco como cebollas, champiñones, coliflor, peras, puerros, ajos, etc., son ricas en alicina, que ayuda a la reducción del colesterol y la disminución de la presión arterial.
  • Naranja-Amarillo: los α-caroteno y β-caroteno pertenecen al grupo de los carotenoides, estos fitoquímicos dan el color naranja o amarillo a los alimentos. Aportan vitamina A y aportan beneficios para la vista y la salud de la piel. Además, el aporte de vitamina A participa en la síntesis hormonal, el crecimiento celular y en la respuesta inmune. Zanahorias, naranjas, calabaza, mango, boniato, etc.
  • Morado: el pigmento de color azulado, rojo oscuro o morado es la antocianinas. Berenjenas, cebolla morada, moras, uvas, etc., tiene la capacidad de reforzar el sistema inmunitario y mejoran la memoria.

No olvides incluir al menos 5 piezas de fruta y verdura en tu alimentación diaria 😉

¡Buen provecho!